Los amigos de la POPair posan junto a sus ídolos rosas… ¡y este es el resultado!

¿Quién no ha tenido un ídolo rosa en su vida? ¡Admítelo! ¡Tú también! Por eso mismo le hemos pedido a los amigos de la POPair que posen junto a sus “pink icons”…


Lo hemos dicho una y mil veces: si la próxima POPair (recordamos: se celebrará a partir de las 23:30h del 2 de junio en la METRO Disco) va a ser una verdadera Pink Party es precisamente porque en esta fiesta siempre hemos sido muy fans de todo lo rosa.

Siempre hemos sido tan y tan fans de este color que no es de extrañar que los iconos con los que hemos crecido sean precisamente una purita pink fantasy. Es por eso mismo que, cuando empezamos a planear qué locuras podíamos hacer de cara a nuestra Pink Party, lo primero que nos vino a la cabeza fue lo siguiente: ¿y si juntamos a nuestros colegas con sus ídolos rosados en una buena serie de fotos realizadas por Torres Ibarzo?

Dicho y hecho… Nos pusimos manos a la obra y, como ya viene siendo marca de la casa, nos metimos de cabeza en una vorágine de tres días que fueron pura jarana y fiesta, pero también un trabajo de la hostia que pasó mejor gracias a las risas, los amigos, la buena compañía y una buena cantidad de cervecitas frescas.

La idea era que cada uno de nuestros colegas osunos pasara por el estudio de Torres Ibarzo, seleccionara su icono rosa y se hiciera un foto junto a él. Incomprensiblemente, nadie quiso quedarse con algunos de nuestros favoritos como Penélope Glamour, las Trollsrosas, Fresita o Espinete… Pero, bueno, que tampoco vamos a protestar porque todo lo que eligieron nuestros invitados fue cremita entre la cremita y el resultado final de nuestras sesiones de fotos así lo prueba. Fueron tres días de mucho ajetreo con buenorros entrando y saliendo constantemente de nuestro estudio: unos entraban, otros salían, unos se desnudaban, otros se vestían, unos posaban, todos miraban…

Y todos bebían, claro, y se echaban unas risas al verse junto a iconos de la talla de Kitty, Barbapapá, Kirby, el Monstre Buu o Miss Piggy. ¡Ah! Y nos enorgullece haber contado con una invitada tan especial como La Prohibida, que aterrizó en el estudio deTorres Ibarzo después de haberse pasado varios días currando a tope y casi sin dormir, sin energía suficiente ni para montarse. Así que hicimos lo que había que hacer: reanimarla con una jarra de café cuadruple. A la vista queda que la cafeína hizo su efecto y que La Prohibida luce más chispeante que nunca junto a una ídola rosa entre las ídolas rosas: Minnie Mouse.

Para el final, evidentemente, hemos dejado la gran pregunta: si te lo hubiéramos pedido desde la POPair, ¿junto a qué ídolo rosa te hubiera gustado fotografiarte?  

[ngg src=”galleries” ids=”31″ display=”basic_thumbnail”]

Te explicamos todo lo que se esconde detrás de “Dos Osos en la Carretera”

Si te gustaron nuestros vídeos protagonizados por “Dos Osos en la Carretera”, aquí te explicamos todo lo que esconden.


Después del exitazo de nuestra serie de vídeos hiper-espaciales a lo “Barbarella” (¿Cómo? ¿Dices que no los has visto? Siempre puedes recuperarlos siguiendo este link), desde la POPair hemos vuelto a unir fuerzas con el infalible Stanley Sunday para robarle una historia a la gran pantalla cinematográfica y hacerla un poquito más nuestra.

Esta vez, pillamos “Dos en la Carretera” pero, en vez de Audrey Hepburn y Albert Finney, ponemos como protagonistas a tres osazos de muy bien ver que viven una aventura que no hace falta que te expliquemos aquí y ahora porque, básicamente, puedes gozarla. ¿Cómo se te queda el cuerpo? ¿Con ganas de más?

¡Pues nosotros te damos más!

De hecho, te abrimos la puerta de nuestro estudio para que sepas que, mientras rodábamos estos “Dos Osos en la Carretera“, lo más destacable fue el buen rollo y la buena disposición de nuestros tres actores protagonistas. Y mira que les hicimos perrerías: les sometimos a una grabación lenta en stop-motion de cochecitos que corrían sobre sus cuerpos desnudos y peludos, les obligamos a imaginarse cosas que no veían pero que después añadiríamos sobre el chroma, no dijeron ni mú cuando les cambiamos el ambientador de su coche por un chorizo… ¿Tú aguantarías todo esto?

Bueno, seguro que lo aguantarías si supieras que el resultado final va a ser tan tremendo como el que puedes ver aquí abajo…