Eso es lo que ocurre cuando la POPair va al Sónar 2017

Como cada año, la POPair no podía perderse el Sónar 2017… Y aquí no solo te explicamos cómo vivimos el festival, sino que te lo enseñamos con una tremenda galería de fotos.


En la POPair tenemos una tradición que es completamente sagrada: cada año vamos al Sónar.

No nos saltamos ni una edición. Pero, mirad, es que solo vamos un día. Será que lo vivimos con tanta intensidad que nos basta y nos sobra una única jornada y darlo todo… hasta el año que viene. Al fin y al cabo, nuestro ritual es como para dejar exhausto a cualquiera: llegamos al Sónar de Día a primera hora bien rodeados de buena compañía y, a partir de ahí, la cuestión es dejarse llevar de amiga en amiga, de birra en birra, de escenario en escenario, de risa en risa. Ya tú sabes.

Eso sí: este año desde la POPair nos habíamos marcado una misión: hacer fotos de todos los tíos con barba y peludos que nos cruzáramos en nuestro periplo, porque nos habían soplado que el recinto estaba a rebosar de osazos… La cuestión es que la gente es muy fuerta y, en cuanto le dices a alguien de hacerle un foto, se unen todas sus amigas con bien de postureo (y van tan colocadas que no te hacen ni caso). Amigas que, tristemente, no suelen ser bears. Y así, evidentemente, hicimos lo que pudimos.

Al final, sin embargo, con misión o sin ella, acabamos arrasando en el Sónar 2017: Albertoto volvió a aterrizar en el recinto con su paraguas naranja (que llegó a salir incluso en las redes del festival), Charlie con una tremenda camiseta de Scupy y ambos con una cámara con la que dejar constancia del paso de la POPair por el festival. El resultado es un buen puñado de fotos repletas de amigos, buen rollo, gente guapa, bien de solazo, muchas risas y todas esas cosas que pasan en el Sónar pero que son imposibles explicar con palabras. Si quieres entender a lo que nos referimos, simplemente mira las fotos que te dejamos a continuación.

Compártelo!

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email

Coméntalo!