La historia detrás de los osazos con orejas de conejita de #POPairGrande…

Banner Post Orejitas 1 Orig
Banner Post Orejitas 1 Orig

¿Has visto ya todo el tinglado que hemos montado en redes sociales con el hashtag #POPairGrande? Pues a continuación te explicamos la historia de las fotos más sexis de este mes de febrero…  


Hay una historia que seguro que te suena de haberla visto mil y una veces en las películas. Es esa típica escena en la que alguien pilla a un niño (no necesariamente marica) en su habitación cantando y bailando yoquésé, pongamos que Mariah Carey.

O Madonna. O Lady Gaga. La diva aquí es indiferente.

Lo importante es esa diva que todos llevamos dentro y que solo dejamos salir cuando creemos que nadie nos mira. En la POPair somos de la creencia de que los osazos, por mucha barba y grasa y vello corporal que tengan, también tienen una diva dentro. Y que, si les dejamos solos, también les pillaremos bailando y cantando canciones de yoquésé, pongamos que Ariana Grande.

Y en este caso la diva sí que importa, porque es la protagonista de nuestra próxima fiesta (recordad: el próximo viernes 3 de febrero) y porque también ha sido la excusa que hemos pillado para, siguiendo con la imagen de su último disco “Dangerous Woman“, ponerles las orejas de conejita Playboy a todos los osazos buenorros de Barcelona (bueno, y también a amigas y amigos sin tanto pelo pero con igual salero).​

Y no creáis que esto ha sido flor de un día, no. Han sido varias semanas de locura total. ¿Cómo conseguir si no que media Barcelona pase por el estudio de Torres Ibarzo para dejarse fotografiar? Han habido tardes que se nos han ido de las manos, en las que hemos empezado haciendo fotos a la hora del vermut y hemos acabado de fiesta en fiesta hasta las tantas de la madrugada. Han habido otras tardes en las que uno de nuestros colaboradores más fieles hacía viajes de ida y vuelta hacia el Bacon Bear Bar para llevar hasta el estudio de fotos tandas de cuatro en cuatro osazos. Y lo que ha habido es, básicamente, muchas risas, muchas cervezas, mucho tiarrón al que inmortalizar y mucho tímido al que sacar su parte más cerda (en el buen sentido de la palabra, ¿eh?)

El resultado ya ha quedado inmortalizado en el vídeo del gran Stanley Sunday que podéis ver sobre estas líneas pero, sobre todo, quedará por los siglos de los siglos como todas esas fotos que han hecho arder las redes sociales bajo el hashtag de #POPairGrande y que nos consta que han servido para subir la temperatura de Barcelona en varios grados justo cuando más lo necesitábamos: a principios de febrero.

¿A que mirándolas ya no necesitas poner la calefacción central de tu casa?      

Compártelo!

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email

Coméntalo!