fbpx

POPair RESPONDE: ¿Pero QUÉ ES UNA KDD BEAR?

Que Es Una Kdd Bear Popair Sitges
Que Es Una Kdd Bear Popair Sitges

Este viernes 3 de mayo celebramos la POPAIR: BBQ + MUSIC en Sitges durante la KDD bear. Y nos apetece echar la vista atrás y explicarle a las nuevas generaciones de dónde viene nuestra fascinación por juntarnos y comer salchichas.


Seis de la tarde y conexión, abro el navegador y me lleno de ilusión. He recibido en mi buzón una fotografía de mi amor…” Puede que a los que aún no habéis cumplido los 25 (o los 30…) no entendáis lo que cantaba Camela en su eterno hit: Amor.com. Porque tú ahora a cualquier hora recibes mensajes en tus apps, en tu correo, en tu Instagram o en tu Twitter, de gente que te tira los trastos o te manda fotopollas. O las mandas tú. O sigues a ese chico que te gusta en Instagram y lo sabes todo sobre él (aunque él no sabe nada sobre ti) y le has visto todos los ángulos de su cuerpo.

Pero cariño, las cosas eran muy diferentes en los albores de internet.

445

A ver, maricón, que ni nosotras somos tan viejas ni tú eres.

Digamos que los early 2000 fueron una época que había que vivirla para creerla. Para que te hagas una idea: acabábamos de superar el efecto 2000 (que pensábamos que los ordenadores iban a volver a 1900 y eso acabaría con el mundo) y teníamos ante nosotros una década de mierda. No lo sabíamos, pero lo intuíamos: porque los años ya empezaban por 20 y no teníamos coches voladores. Pero lo que sí teníamos era INTERNET. Que llevaba por aquí algunos años pero en esa época empezó a ser algo habitual en todos los hogares. Eso sí, nada de fibra 600 megas 24 horas. En los primeros tiempos teníamos que esperar a conectarnos a las 6 de la tarde, que empezaba la tarifa plana. Y olvídate de navegar y llamar por teléfono a la vez, eso no llegó hasta el ADSL.

Ahora sí

Como buenos maricones que somos, en cuanto el router empezaba a hacer aquellos ruidos del demonio (es cierto: en Massachussets se dio el caso de un router que invocó a Satán) nosotros solo pensábamos en encontrar otros maricones. Y el mejor sitio para ello era el chat del IRC: una serie de “canales” de conversación en un mismo servidor en el que se crearon algunas de las primeras comunidades sociales de internet. Porque mucho antes de Facebook o Google+ o MySpace… existió el #GayBCN

Y el #GaySexoBCN. Y el #GayBearsBCN. Y el #GayChueca. Y el #GayLoQueHicieraFalta

De verdad. Todo gay.

Y así pues todas las categoráis que te puedas imaginar. Tú entrabas a un canal y leías los mensajes de la gente, a veces hasta podías jugar al trivial, se oía un pato si te mencionaban en una ventana que no estabas viendo (las pajas sin el Cuack ya no son lo mismo…) Pero a lo importante: la magia del IRC era que, con un internet que iba a pedales, el texto llegaba maravillosamente bien pero las fotos eran un DRAMA. Los que ahora te dicen en el Scruff que “es que no tengo fotos en este móvil y es mucho lío pasarla” no saben lo que es que te envíen (por DCC) una foto de menos de 1 mega, y que se corte tres veces.

“Tú cuando te preguntaban si ya había llegado la fotopolla”

La buena noticia es que desarrollamos el arte del cibersexo. Un arte que, por desgracia, las cámaras de los smartphones han extinguido.

Pero a lo que íbamos: QUÉ ES UNA KDD?

Pues como te puedes imaginar, en cuanto un montón de maricas con las hormonas revolucionadas entran en contacto con otras maricas… apetece aún más contacto. Y era lógico que una vez se formaban las comunidades en los canales surgiera la idea de verse en persona. Además siempre había alguien con el que llevabas horas y horas hablando y aunque había conseguido mandarte dos fotos aún no tenías claro si os ibais a gustar físicamente o no.

Para la comunidad bear del IRC en Barcelona la KDD empezó siendo en Barcelona. Tú ibas allí, te ponías una etiqueta con tu nick y así los demás te reconocían y charlabas un rato y unas copas… y bueno, lo que ocurrió después no te sorprenderá.

¡VIVA INTERNET!

Con el tiempo la KDD se acabó mudando a Sitges porque era mucho más divertido ver a tanto osazo junto en un pueblo tan pequeño. Los que habéis vivido las KDDs al máximo sabéis lo maravilloso que es salir a la calle y que en lugar de miraditas y vibraciones de móvil oyeras los “GRRR” y los “Woof” de la gente con la que te ibas cruzando y quería hincarte el diente. ¿Por qué ya no hacemos ruido cuando nos cruzamos por la calle?

Obviamente a día de hoy las KDDs han evolucionado y ya no tienen ese componente de misterio porque todos sabemos cómo son todos los chicos que nos gustan; pero aún se puede experimentar parte de ese encanto que tenían las antiguas KDDs en algunos sitios. Por ejemplo, una visita a la playa nudista de Balmins es algo obligado; porque tú puedes ir a pasar el día o a leerte un libro o hacerte un sudoku, pero cuando metes a tantos señores tan grandes en un sitio tan pequeño el roce… el roce (en el agua y fuera de ella) hace el cariño, cariño.

Y además durante los días de KDD hay una calle en Sitges que, como bien dice nuestra adorada amiga y compañera de internado en Alcobendas, LA PROHIBIDA: “concentra toda la energía sexual del universo en un único lugar“. Qué de woofs y qué de grrs y qué de hombres…

“Dime el nombre de esa calle ¡te lo suplico!”

Da la casualidad (o no…) de que esa calle está pared con pared con LE PATIO, el lugar en el que ESTE VIERNES 3 DE MAYO celebramos la tercera edición de nuestra POPair: BBQ + MUSIC. Porque aunque los tiempos hayan cambiado, nuestras ganas de seguir conociéndonos y celebrando el buen tiempo son las mismas que antes; y disfrutar de Sitges y de las salchichas bien gordas (las de comer y las de los bollitos con ketchup)… sigue siendo una de nuestras cosas favoritas de toda la vida.

P.D.: Si quieres saber el nombre de la calle de la “energía sexual“, vas a tener que venir a vernos y te la enseñamos 😛

APÚNTATE EN EL EVENTO

Compártelo!

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email

Coméntalo!